Acusan a Aguakan de destruir los arrecifes de coral al Norte de Quintana Roo

Empresa concesionaria de servicios Aguakan en Puerto Morelos, Cancún e Isla Mujeres está señalada como responsable de daño ambiental

CANCÚN | El consorcio Aguakan emerge como uno de los principales responsables del daño ambiental, por la destrucción de arrecifes de coral en los parques marinos de Puerto Morelos, Cancún e Isla Mujeres. Esto se evidencia a través de la tolerancia de derrames recurrentes de residuos no tratados, lo cual ha generado una firme demanda de sanciones por parte de los prestadores de servicios.

Los investigadores de la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas (Conanp) han coincidido en hallar elevados niveles de nutrientes en estos parques, factores que podrían estar contribuyendo a la muerte masiva de los corales. Estos altos niveles se atribuyen a derrames de aguas residuales no tratadas, provenientes tanto de cloacas como de filtraciones de hoteles y poblaciones cercanas.

Además, se ha constatado la afectación de extensas áreas de pastos marinos, aunque el impacto preciso aún no está determinado. En el caso de los corales, la devastación ya abarca superficies considerables en Puerto Morelos, Isla Mujeres y el Parque
Nacional de Isla Contoy.

Aguakan, como concesionaria de servicios durante 30 años en estos tres municipios, debe ser responsabilizada por la falta de mejora en su infraestructura. Un ejemplo reciente es el caso de Isla Mujeres, donde no se invirtieron los 30 millones de pesos programados en 2022, destinados, entre otras cosas, a duplicar la capacidad de tratamiento de aguas negras de 30 a 60 litros por segundo.

La sospecha de que aguas negras sin tratar se dirigieron al subsuelo, especialmente durante la temporada alta de turismo masivo que atrae a más de 30 mil visitantes, está generando preocupación entre los prestadores de servicios náuticos Abelardo
Solís y Pascual Uh.

Se sugiere no solo fincar responsabilidades a los ejecutivos de Aguakan, sino también procesar a altos funcionarios municipales, estatales y federales que permitieron que la
empresa operara sin restricciones.

Para abordar esta situación, se insta a promover la denuncia social, enfocándose en la participación de particulares, ya que algunas organizaciones no gubernamentales
(ONG) en materia ambiental se perciben como ausentes y comprometidas con malos
gobiernos, en lugar de defender la naturaleza.

Esta inacción se acentúa al observar la falta de respuesta por parte de las dependencias de protección ambiental de los tres niveles de Gobierno, tildadas de indiferentes e indolentes frente a los acontecimientos de daño ambiental.

Mostrar más

Publicaciones relacionadas

Botón volver arriba